El libro de los salmos port | Medievallink

Descubrimiento de un tesoro medieval literario: El libro de los salmos serdido de la princesa refugiada

En un sorprendente giro de eventos históricos, recientemente se han hallado fragmentos de un manuscrito perdido de casi 1.000 años de antigüedad, presumiblemente perteneciente a una princesa que huyó de Inglaterra después de la conquista normanda en el siglo XI. Este descubrimiento, realizado por el investigador Thijs Porck, ha suscitado gran emoción en el mundo académico y ha reavivado el interés por la literatura medieval.

Los 21 fragmentos del manuscrito fueron encontrados en un archivo de la ciudad de Alkmaar, en Países Bajos, según revela un estudio publicado en la revista Anglo-Saxon England. Thijs Porck, profesor asociado de inglés medieval en la Universidad de Leiden, ha identificado y analizado estos fragmentos, arrojando luz sobre su procedencia y el valioso contenido que encierran.

El libro de los salmos libro | Medievallink

Lo más curioso es que estos fragmentos de pergamino fueron hallados dentro de las encuadernaciones de un diccionario griego de cuatro volúmenes. Sorprendentemente, se utilizaron para reforzar las encuadernaciones de esta obra académica que data del año 1600 d.C., según revela la minuciosa investigación de Porck.

El uso de manuscritos antiguos para reforzar encuadernaciones era una práctica común en los siglos XVI y XVII. Dada la escasez y el alto costo del pergamino, los encuadernadores a menudo recurrían a recortar manuscritos que habían perdido su valor. En este caso, los fragmentos hallados podrían haber sido seleccionados debido a su asociación con el catolicismo o por estar escritos en un idioma que ya no se hablaba.

Según Porck, el descubrimiento de estos fragmentos fue en gran medida accidental. El personal del Archivo Regional de Alkmaar envió imágenes de los fragmentos durante un estudio de encuadernaciones de libros de la época moderna temprana, que incluía pergaminos medievales. Este hallazgo fortuito marcó el inicio de una fascinante odisea de investigación que llevó más de un año y medio completar.

El libro de los salmos manuscrito | Medievallink

Los fragmentos encontrados en el archivo de Alkmaar pertenecen a un manuscrito en latín con anotaciones adicionales escritas en inglés antiguo. Estas anotaciones, conocidas como «glosas», son comunes en textos medievales y se utilizaban para explicar palabras extranjeras o difíciles, insertándose entre líneas o en los márgenes del texto principal.

El inglés antiguo, también conocido como anglosajón, es una lengua germánica occidental que se habló en Gran Bretaña entre el 500 y el 1100 d.C. Representa la forma más antigua registrada del idioma inglés y comparte similitudes con el alemán, el frisón y el alemán antiguo.

Este emocionante hallazgo no solo enriquece nuestro conocimiento sobre eventos medievales, sino que también ofrece una ventana única a la vida de una princesa refugiada, proporcionando valiosas perspectivas sobre la historia y la cultura de la época. El Libro de los Salmos perdido de la princesa refugiada ha resurgido después de siglos, trayendo consigo la magia y la autenticidad de un momento crucial en la historia literaria y cultural medieval.

COMPARTE CON TUS AMIGOS