imagen destacada pareja sueno bifasico | Medievallink

El sueño bifásico de la época medieval: Viaje al pasado de nuestro descanso

El Sueño Bifásico de la Época Medieval: Viaje al pasado de nuestro descanso

El dormir bien, condición natural para la mente y el cuerpo se ha visto modificado a lo largo del tiempo.

familia medieval durmiendo sueno bifasico1 | Medievallink

El sueño es una parte fundamental de la vida humana, y a lo largo de la historia, hemos desarrollado distintos patrones de descanso. Uno de los más interesantes y menos conocidos es el «sueño bifásico» que solía ser común en la época medieval.

Investigando por internet este tema importante para muchos en nuestros días, por las noches de insomnio y ansiedad que muchos sufren, tiene una enigmática historia.

¿Cómo era el sueño bifásico?

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la idea de dormir una vez al día, durante una sola fase continua.

Pues resulta que en la era medieval las horas de sueño se dividían en dos fases según la investigación realizada por Erick Roger investigador de la Universidad de Virginia, USA., es decir en dos bloques de 4 horas , 8 horas de las “actuales” pero separadas.

La fase principal llamado primus somnus, solía comenzar entre las 21:00 y las 23:00 horas. Este sueño era profundo y reparador, seguido de una vigilia intermedia de una a dos horas, donde las personas realizaban actividades como rezar, leer, o socializar.

Imagen sueno bifasico en 3 fotos | Medievallink

El segundo sueño, llamado secundus somnus, solía comenzar alrededor de las 02:00 o 03:00 horas. Este sueño era más ligero que el primer sueño y a menudo se caracterizaba por sueños vívidos.

Esta manera de dormir no se reducía a la Europa medieval solamente sino que estaba muy extendida en muchos continentes, curioso ¿verdad ?

¿Pero qué hizo que esta costumbre cambiara ?

El sueño bifásico de la época medieval tenía una lógica cultural y práctica. Las noches eran largas, sin electricidad, y la vida seguía un ritmo diferente al actual. La Iglesia también influyó en este patrón, ya que se realizaban oraciones nocturnas. Sin embargo, con el tiempo, la industrialización y los cambios en la sociedad comenzaron a alterar el patrón de sueño.

Imagen de revolucion industrial sueno bifasico | Medievallink

El ciclo circadiano o lo que es lo mismo el ciclo natural de cambios físicos, mentales y de comportamiento que experimenta el cuerpo durante 24 horas, cambió.

Los avances tecnológicos y con ellos: la invención de la luz eléctrica influyó de tal manera que nos “cambió la vida”. permitió que las personas prolongaran sus actividades nocturnas, y la necesidad de cumplir horarios laborales regulares hizo que el sueño bifásico resultara menos práctico. La presión social llevó gradualmente a la consolidación de un solo período de sueño nocturno.

Apareció el “turno de noche” por lo que la noche al fin y al cabo también podía utilizarse para trabajar, ya la oscuridad no era un problema.

¿Nuestro patrón de sueño actual es el mejor ?

De acuerdo con los estudios hechos por este mismo señor Erick Roger, la modificación de los patrones de sueño es lógica y normal, además de la influencia de la luz eléctrica, actualmente dormimos más tranquilamente, en una cama más confortable sin los “visitantes nocturnos e inoportunos“ de era medieval las temidas, chinches, piojos, etc. ni tenemos que “vigilar que no nos maten en el medio del sueño”.

sueno bifasico tiempos alredeor de durmiente | Medievallink

Aunque las revistas de “ bienestar” aboguen por dormir ocho horas del tirón, la ciencia y la investigación del comportamiento del sueño de nuestros antepasados demuestran que lo importante es el descanso de una manera o de otra, sin la necesidad de recurrir a fármacos , y no el sueño “intranquilo” y ansioso, para poder dar un respiro a nuestro cerebro y a nuestro cuerpo.

La calidad del sueño es esencial, y muchas personas luchan con problemas de insomnio y fatiga crónica. Algunos estudios sugieren que el sueño bifásico puede tener beneficios para la salud, argumentando que ya que permitiría un descanso más flexible, mejoraría el estado de ánimo, aumentaría la energía y reduciría el riesgo de enfermedades cardíacas.

No obstante, siempre se tendrá la posibilidad de realizar durante el día una “cabezadita” de 15 minutos, que en muchos casos será suficiente para otorgar claridad y descanso a nuestra agitada mente.

Pero,

¿Te gustaría probar el sueño bifásico?

Imagen sueno bifasico hombre estirandose en cama | Medievallink

Si te tienta, aquí te dejamos algunos consejos:

  • Empieza a acostarte y a despertarte más temprano cada noche.
  • Es necesario un ambiente tranquilo y relajante para dormir.
  • Evita los tés y cafés antes de irte a la cama.
  • Practica algún tipo de ejercicio pero evita hacerlo cerca de la hora de dormir.

Fuente: El Confidencial