La Tumba Medieval Más Lujosa de Europa

La Tumba Medieval Más Lujosa de Europa: El Tesoro de Sutton Hoo

La Tumba Medieval Más Lujosa de Europa: El Tesoro de Sutton Hoo

En 1926, el coronel del Ejército británico Frank Pretty y su esposa Edith se embarcaron en la compra de una casa en Sutton Hoo, Suffolk, que incluía 18 túmulos en sus terrenos. Después de la muerte de Frank en 1934, Edith, motivada por su curiosidad y experiencia en excavaciones arqueológicas en Egipto, solicitó una investigación en el lugar. El arqueólogo aficionado Basil Brown, hijo de un granjero, lideró los trabajos y, en 1939, descubrieron el tesoro de Sutton Hoo, una tumba funeraria anglosajona del siglo VII, convirtiéndose en uno de los hallazgos arqueológicos más significativos de la historia.

Tesoro funeral | Medievallink

Aunque la excavación inicial fue encabezada por Brown, un grupo de arqueólogos profesionales de la Universidad de Cambridge se unió rápidamente. La excavación científica, liderada por Charles Phillips, reveló un tesoro de inigualable riqueza. Durante 17 días desenterraron monedas, broches de oro, un yelmo decorado, armas, un cetro, un portaestandarte, calderos y copas de bronce, junto con una lira. La diversidad de objetos provenientes de diversas regiones europeas y del Mediterráneo bizantino dejó a los expertos boquiabiertos.

Aunque el cuerpo no estaba presente, la magnitud de la tumba y la complejidad del ritual sugieren que fue destinada a una figura poderosa del siglo VII. Se especula que podría ser la tumba del rey Raedwald de East Anglia, fallecido alrededor del año 625. La excavación terminó en agosto de 1939, justo antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, y Sutton Hoo fue confiscado por el Estado británico en 1942, convirtiéndose en un campo de entrenamiento para tanques.

Tesoro funeral en dibujo | Medievallink

En las décadas siguientes, Rupert Bruce-Mitford retomó las excavaciones, revelando detalles cruciales, como la destrucción del cuerpo del monarca debido a la acidez del suelo. En los años 80 y 90, Martin Carver continuó el estudio del sitio, utilizando nuevas herramientas tecnológicas para rastrear la ocupación desde el Neolítico hasta más allá del siglo VIII.

La investigación de Carver desentrañó la historia compleja de Sutton Hoo. Además de ser una necrópolis para la élite anglosajona, el cementerio también fue utilizado para ejecuciones capitales, como evidencian los restos de individuos condenados a muerte violenta. Esta dualidad revela la función cambiante del lugar a lo largo del tiempo, desde su origen como un lugar de poder pagano hasta convertirse en un escenario de justicia medieval.

En conclusión, la tumba de Sutton Hoo no solo es un tesoro arqueológico, sino un testimonio fascinante de la evolución social y religiosa en la Inglaterra medieval. Su descubrimiento y estudio continuo han permitido a los investigadores desentrañar las complejidades de una sociedad en constante cambio, revelando las capas de historia que yacen bajo la superficie de este sitio único en Europa.

COMPARTE CON TUS AMIGOS