Occitania francia PORT | Medievallink

Los pueblos medievales occitanos franceses y su belleza

Los pueblos medievales occitanos franceses y su belleza

Para comprender la evolución del paisaje defensivo en la Edad Media, es necesario sumergirse mentalmente en los siglos XIII y XIV. Durante esta época, los castillos medievales, aunque imponentes, dejaron de ser suficientes para contener los embates del enemigo. Fue en Francia donde surgieron las bastidas, ingeniosas ciudades defensivas diseñadas para proteger las zonas rurales. Estas urbes, construidas con planta ortogonal, presentaban calles dispuestas en ángulos rectos, formando una suerte de damero. Su característica plaza central, animada y vital, no solo cumplía una función defensiva, sino que también se convertía en el epicentro de actividades económicas, albergando mercados y ferias.

En un viaje imaginario por el tiempo, nos sumergimos en la región de Occitania, colindante con la frontera española. Aquí, junto a la región de Aquitania, descubrimos numerosas bastidas que parecen detenidas en la historia, auténticos tesoros de arquitectura medieval. Seleccionamos algunas de las más hermosas y mejor conservadas, en un itinerario que invita a explorar la riqueza histórica y artística de estos encantadores pueblos.

Un tesoro a orillas del Río Tarn

A aproximadamente 50 kilómetros al norte de Toulouse, se encuentra Lisle-sur-Tarn, una bastida del siglo XIII ubicada a orillas del río Tarn.

Lisle sur Tarn | Medievallink
Foto: www.latoscane-occitane.com

Su plaza del mercado, porticada con arcadas, se erige como el corazón de la población, al igual que en las bastidas de la época. Con calles empedradas flanqueadas por casas de entramado de madera, palacetes y la imponente torre octogonal de la iglesia de Notre Dame, Lisle-sur-Tarn es un viaje al pasado que se mantiene vivo. Los domingos, el mercado anima la plaza, y con el buen tiempo, los restaurantes abren sus terrazas, reviviendo la esencia de siglos atrás. La visita al Museo del Arte del Chocolate es una parada irresistible para los amantes de lo dulce.

Entre leyendas y talleres artesanales

A solo media hora al norte, Cordes-sur-Ciel se alza como una de las bastidas más antiguas de Occitania. Construida sobre una colina a unos 100 metros de altitud sobre el valle del Cérou, la ciudad, según la leyenda, fue erigida sobre un dragón dormido. Sin embargo, la historia nos revela que su creación data de 1222, durante la cruzada.

Cordes sur Ciel | Medievallink
Foto: www.rodez-tourisme.fr

Durante los siglos XIII y XIV, la ciudad floreció gracias al comercio, albergando palacetes como la maison du Grand Fauconnier, hoy museo, y la maison du Grand Veneur. Las empinadas calles empedradas de Cordes-sur-Ciel albergan talleres artesanales que ofrecen joyería, cuero, cerámica, tallado de madera y otras expresiones artísticas. Pasear por estas calles y explorar las murallas, el Museo Charles Portal y el Museo del Azúcar y el Chocolate es una experiencia única.

Comercio próspero y joyas arquitectónicas

Siguiendo hacia el norte, adentrándonos en el departamento del Aveyron, encontramos Villefranche-de-Rouergue, construida en 1252 con la típica planta ortogonal de las bastidas. Su plaza del mercado con soportales testimonia el próspero comercio que floreció en la ciudad durante los siglos XIII y XIV.

Villefranche de Rouergue | Medievallink
Foto: www.guide-tarn-aveyron.com

El tejido comercial, enfocado en textiles, orfebrería y alimentación, enriqueció a la ciudad, dando lugar a importantes edificaciones. Las calles llenas de historia y casas de entramado de madera invitan a perderse, mientras que la visita a la colegiata de Notre Dame, la capilla de los Penitentes Negros y el monasterio de la cartuja de Saint-Sauveur desvelan joyas arquitectónicas de gran valor.

Entre peregrinos y riqueza medieval

A tan solo 11 kilómetros de Villefranche-de-Rouergue, encontramos Villeneuve d’Aveyron, una bastida bien conservada que fue parada de peregrinos en el Camino de Santiago.

Villeneuve dAveyron | Medievallink
Foto: www.villeneuvdaveyron.fr

Sus calles empedradas llevan a la iglesia del Santo Sepulcro de Villeneuve, adornada con frescos del siglo XIV y un campanario del XV. Este encantador pueblo medieval contaba con hospital y posadas que atendían a los peregrinos, añadiendo un toque especial a su rica historia.

Fortaleza medieval en las Gargantas del Aveyron

Najac, reconocido como uno de ‘Los pueblos más bonitos de Francia, ofrece un paisaje único con su fortaleza encaramada sobre un promontorio rocoso.

Najac | Medievallink
Foto: www.tourisme-aveyron.com

La bien conservada fortaleza medieval de los siglos XII y XIII es un testimonio visual de la rica historia de la región. Explorar el interior del castillo, subir a la torre principal para disfrutar de panorámicas espectaculares y recorrer las estrechas calles que revelan la arquitectura tradicional, es sumergirse en la belleza atemporal de Najac.

Centro de interpretación de la arquitectura y el patrimonio de Rouergue

En la Casa del Governador, Najac alberga el Centro de Interpretación de la Arquitectura y el Patrimonio, que revela la historia de las bastidas de Rouergue. Este conjunto incluye las villas de Villefranche-de-Rouergue, Villeneuve d’Aveyron, Najac, Sauveterre-de-Rouergue, La Bastide l’Eveque y Rieupeyroux. A través de exposiciones y narrativas, el centro ofrece una visión completa de la riqueza cultural y arquitectónica de estas encantadoras localidades medievales.

| Medievallink
Foto: www.jcpvacances.com

Este itinerario por las bastidas de Occitania no solo nos transporta físicamente a encantadores pueblos medievales, sino que también nos sumerge en una experiencia que fusiona historia, arquitectura y tradiciones ancestrales. A medida que caminamos por las calles empedradas, contemplamos las majestuosas plazas del mercado y exploramos las imponentes fortalezas, nos conectamos con una época lejana que ha dejado su legado en cada rincón de estas localidades. La magia de las bastidas de Occitania es un recordatorio de la riqueza del pasado que perdura en la actualidad, invitándonos a apreciar y preservar estos tesoros arquitectónicos



COMPARTE CON TUS AMIGOS